El salario anual de las mujeres debería incrementarse un 30% para equipararse al de los hombres

Las mujeres tendrían que trabajar 109 días más al año para ganar el mismo salario que un hombre, por realizar el mismo trabajo o trabajos de igual valor (lo que equivale a una brecha salarial del 30%), según el informe “Brecha Salarial: El peaje de la discriminación” elaborado por la Secretaría confederal de Mujer e Igualdad de CCOO, en el que se analiza la desigual situación de la mujer en el mercado de trabajo y se destacan los factores que inciden en la brecha salarial de género.

Brecha salarial

Como subraya Ana Herranz, responsable de la Secretaría de Mujer e Igualdad de CCOO “las mujeres tienen una doble brecha en el mercado de trabajo: por una parte, cobran un salario por hora inferior al de los hombres y, por otra, siguen trabajando mayoritariamente a tiempo parcial, lo que conlleva menor salario y cotización, y una mayor desprotección social en las situaciones de desempleo y pensiones por jubilación”.

Según el estudio de CCOO, La población asalariada en España en 2014 ascendía a 14.285.800 personas, de ellas el 48% eran mujeres. La ganancia media anual de las mujeres era de 19.744 euros y la de los hombres 25.727 euros, unos 5.983 euros más que las mujeres. Esta diferencia supone que el salario masculino equivale al 130% del salario femenino, lo que refleja que el salario medio de las mujeres tendría que incrementarse un 30% para equipararse al de los hombres.

Para el sindicato, el menor salario de las mujeres se explica mediante diversos factores (tipo de jornada, tipo de contrato, edad, ocupación, nivel de estudios…) que condicionan su acceso laboral en igualdad con los hombres y el logro de un salario similar.

Así, aun cuando las mujeres son quienes tienen mayoritariamente jornada parcial (27% de las que tienen empleo), los hombres con este tipo de jornada (8%) ganan, de media, 338 euros más al año que las mujeres; una diferencia que en la jornada a tiempo completo asciende a 3.276 euros.

CCOO subraya que el trabajo a tiempo parcial implica, asimismo, menor salario no solo por el número de horas trabajadas, sino también porque se cobra menos por hora. En el caso de las mujeres, las que trabajan a jornada parcial cobran un 26% menos por hora que las que lo hacen a tiempo completo.

Además, las mujeres se concentran en sectores y ocupaciones en las que las remuneraciones son más bajas y las oportunidades de formación y de “carrera profesional” son limitadas.

La brecha salarial entre sexos se produce en todas las ocupaciones, indistintamente de su mayor o menor grado de cualificación. No obstante, la brecha salarial entre ambos sexos es menor en el grupo de ocupaciones “alta” (directivos, técnicos y profesionales y técnicos de apoyo) que en el grupo “media” (administrativos, servicios, trabajadores cualificados agricultura, construcción e industria) y baja (trabajadores no cualificados).

Analizando el nivel de estudios y edad de la persona trabajadora se constata que el mayor nivel de formación de las trabajadoras no se traduce en un mayor salario medio y que el salario aumenta con la edad, ligado a la antigüedad, promoción, experiencia…, pero más entre los hombres. A las condiciones laborales de las mujeres también hay que sumar la asunción, casi en exclusiva, de las tareas de cuidados, situación que influye y condiciona su desarrollo profesional.

Propuestas para la acción

CCOO recuerda que en los últimos años, la brecha salarial entre hombres y mujeres se ha visto agravada como consecuencia de la crisis, las políticas de recortes y por los cambios legislativos introducidos por la regresiva reforma laboral del PP.

Para combatir esta situación de desigualdad y discriminación en las condiciones laborales y salariales, el sindicato insiste en la necesidad de adoptar medidas que fomenten el empleo de calidad entre las mujeres e impulsen la contratación indefinida a jornada completa desde el inicio; así como en incluir en la negociación colectiva cláusulas de acción positiva para la promoción de las mujeres en las empresas, y en hacer cumplir la obligatoriedad de negociar planes y medidas de igualdad en las empresas, entre otras acciones.

Asimismo, para la incorporación igualitaria de las mujeres al mundo del trabajo se deben desarrollar políticas de igualdad de oportunidades que faciliten la conciliación de la vida laboral, familiar y personal, y contribuyan a la permanencia de las mujeres en el mercado laboral, posibilitando su desarrollo profesional libre de toda discriminación.

El Informe completo puede consultarse en www.ccoo.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s